Gastronomía

Todo sobre el champán: los grandes grupos del sector
El poder está en manos de cinco colosos empresariales que ofrecen productos de diferentes precios para alcanzar a varios tipos de consumidores. Le contamos cuáles son

Isabel Chuecos-Ruiz
Lunes, 11 de agosto de 2014

Si nos centramos en hablar de las Grandes Casas de Champagne, sabemos que en 2013 se contabilizaron 358 maisons, que representan el 55% de las ventas en Francia (167 millones de botellas) y el 87% de las exportaciones totales (en 200 países). Es decir, que de los 304 millones de botellas de champagne comercializados en el mundo, dos tercios de la cifra de negocio pertenecen a las maisons y un tercio a los vignerons (pequeños productores) y cooperativas.
Pero las ventas de este espumoso de lujo están concentradas en estos cinco grupos de champagne, considerados, por sus números, los más potentes en el mundo:
1. Moët Hennessy-Louis Vuitton (LVMH)
Marcas: Moët & Chandon, Mercier, Ruinart, Veuve Clicquot y Krug.
Facturación 2013: 1.951 millones de euros.
Con la fusión, en 1987, de Moët Hennessy-Louis Vuitton, el grupo de lujo internacional expande su negocio rápidamente, convirtiéndose en líder de ventas de champagne. LVMH es el número uno del mundo, con el 20 al 25% del mercado con sus marcas más prestigiosas y conocidas, como Moët, Veuve Clicquot y Dom Pérignon.
Moët ha establecido una potente estrategia con presencia en los mercados en crecimiento, Rusia, India y China, posicionándose como el líder absoluto, viéndose aumentada la demanda de champagne en esos mercados. Allí, su estrategia de marketing va dirigida a clientes de alto poder adquisitivo que prefieren vinos de grandes cuvées o millésimés (de una sola añada), en vez de los bruts sin añada, de consumo más habitual en otros mercados.
2. Lanson-BCC
Marcas: Lanson, Boizel, Chanoine Frères, Tsarine, Philipponnat, De Venoge, Alexandre Bonnet, Besserat de Bellefon, Alfred Rothschild.
Facturación 2013: 286,76 millones de euros.
Boizel Chanoine Champagne pasó a llamarse Lanson BCC en 2010. Es el segundo grupo en ventas de champagne del mundo, constituido en 1991. Todas las maisons pertenecientes al grupo han conseguido perpetuar una tradición cuyos orígenes se remontan al siglo XVIII. Hablo de marcas centenarias, como Champagne Chanoine Frères, maison de 1730 (adquirida por Lanson-BCC en 1991), Champagne Lanson, de 1760 (adquirida en 2006), Champagne Boizel, de 1834 (adquirida en 1994), Champagne De Venoge, de 1837 (adquirida en 1998), Champagne Besserat De Bellefon, de 1843 (adquirida en 2006), Champagne Philipponnat, de 1910 (adquirida en 1997), y Champagne Alexandre Bonnet, de 1973 (adquirida en 1998).
3. Vranken-Pommery Monopole
Marcas: Vranken, Demoiselle, Pommery, Heidsieck & Cº Monopole y Charles Lafitte.
Facturación 2013: 253,6 millones de euros.
El grupo, fundado por Paul-François Vranken en 1976, tiene su sede en Reims (Francia), y posee el viñedo más grande de Europa, gestionando directamente 2.500 hectáreas de viñas que se extienden entre diferentes regiones: Champagne, Provenza, La Camarga y Portugal. Con presencia en más de 130 países, amplía sus redes de distribución a los mercados de alto potencial, como China, Rusia y África.
4. Laurent-Perrier
Marcas: Laurent-Perrier, Salon, Delamotte, De Castellane, Jeanmarie, Oudinot, Beaumet.
Facturación 2013: 222,9 millones de euros.
Fundada en 1812, la maison Laurent-Perrier fue adquirida por la familia Nonancourt en 1939. El grupo se fortaleció con la compra de Champagne de Castellane, en 1983, y Salon, en 1988. Es el cuarto productor de champagne del mundo.
5. Pernod Ricard
Marcas: G.H. Mumm & Cie y Perrier-Jouët.
Facturación 2013: 174,3 millones de euros.
Esta compañía francesa de vinos y licores tiene como estrategia la adquisición de marcas premium, invirtiendo y ampliando su portafolio para un posicionamiento en el sector del lujo.

Todas estas grandes casas operan en el mercado diferenciándose con la calidad de cada una de las marcas que comercializan y moviéndose con diferentes precios en los distintos segmentos de mercado. Esta manera de fragmentar el sector les permite disponer de un champagne para cada tipo de consumidor.
A finales del siglo XVIII, la producción de champagne se estima en alrededor de dos millones de botellas. Con los avances científicos del siglo XIX pasa a volúmenes de 28 millones en 1900. Después de un largo período de estancamiento, debido a la filoxera primero, y a los conflictos de guerras mundiales después, en los años 50 la expansión del champagne se reanudó, llegando a unos 30 millones de botellas en 1950 a 304 millones en 2013.

Artículos relacionados
Todo sobre el champán: las 'cuvées de prestige'
Champán: todo lo que hay que saber para fardar
Champán: todo lo que hay que saber para fardar (y II)


 

Con marcas como Moët & Chandon, LVMH es el líder mundial.




Dom Pérignon es una de las enseñas de prestigio de LVMH.








   
Buscar en Deluxes